La Organización Internacional del Trabajo (OIT), a través del estudio “España. Empleos de calidad para una