Mar
26

¿Puedo rechazar ofertas de trabajo de los Servicios Públicos de Empleo (SPEE)? ¿Qué consecuencias puede tener rechazar ofertas de empleo si estoy en el paro? Seguro que más de uno se habrá planteado estas preguntas, por esta razón en Oficina Empleo queremos sacarte de dudas y explicarte cuáles son las consecuencias de rechazar posibles empleos o no acudir a programas de formación.

En primer lugar, es necesario que tengas en cuenta que la ley española contempla sanciones para todos aquellos que rechacen ofertas de trabajo adecuadas a su perfil o se nieguen a participar en programas de empleo o formación. Para que te hagas una idea de estas sanciones, si rechazas tres posibles ofertas de trabajo de los SPEE perderás tu prestación por desempleo.

En declaraciones al diario Expansión, Vanessa Núñez, asociada laboral de Baker & McKenzie, explicó que existen una serie de infracciones por las que el parado puede perder temporalmente o para siempre su cobertura: “Cometer cuatro faltas de asistencia en los Servicios Públicos de Empleo; incumplir por cuarta vez el compromiso de actividad (buscar trabajo de forma activa, aceptar una colocación y participar en acciones de formación y motivación); no comunicar que no se tiene derecho al desempleo; trabajar mientras se cobra el paro; negarse por tercera vez a acudir a programas de desempleo o participar en trabajos de colaboración social, y rechazar tres ofertas de empleo sin causa justificada”.

Es importante que sepas que la pérdida temporal o definitiva del paro depende de si la oferta de trabajo rechazada es adecuada o no. Una cuestión que vendrá determinada por la profesión, la localidad del puesto de trabajo, las condiciones de vigencia, jornada y retribución. Miguel Cuenca, senior manager de laboral de KPMG Abogados, explicó en Expansión que adecuada es aquella actividad que se corresponda con la profesión habitual o última actividad realizada, dentro de un radio de 30 kilómetros y que alcance el salario mínimo profesional. Aún así, el experto matiza que la ley delimita esta definición de una forma un tanto ambigua y, por tanto, admite muchos matices que hay que tener en cuenta.

Por otro lado, un dato importante que debes conocer es que si estás en paro y decides buscar trabajo en el extranjero, lo primero que debes hacer es pedir tu baja de los Servicios Públicos de Empleo de España. De no ser así, puedes perder tu prestación.

No sólo en España se castiga a aquellas personas que rechazan ofertas de trabajo, muchos países de la Unión Europea como Alemania, Francia, Reino Unido, entre otros castigan a aquellos desempleados que rechacen ofertas de trabajo. Por ejemplo, en Francia, el trabajador en paro perderá su prestación si se niega a aceptar dos puestos de trabajo razonables sin causa justificada.

Dejar comentario

OficinaEmpleo

Publicidad

Últimos comentarios

Publicidad

Nube de etiquetas

OficinaEmpleo en Facebook

Siguenos en Twitter! Síguenos en Twitter!
Síguenos en Twitter